Municipios

Ahogada producción de miel en el estado

Las inundaciones de la última semana desaparecieron con 30 y 50 por ciento de colmenas de algunos apiarios en el territorio yucateco, por los constantes aguaceros y fuertes vientos en las comunidades del interior.
Los daños, según los propios afectados, ascienden a 60 mil pesos por cada 10 colmenas para una nueva infraestructura, lo que les permitirá proteger a las abejas y la producción mielífera de nuevas incursiones de fenómenos meteorológicos.
La apicultora de Yaxcabá, Deysi Carmela Blanco Cob, señaló que el clima extremo ha afectado a las abejas, primero con la sequía fuerte que las limita a les quita el alimento; ahora, con las fuertes lluvias que han azotado, numerosas colmenas, aproximadamente 50 por ciento, prácticamente están bajo el agua.
Compartió que son necesarias estructuras más altar para poder proteger adecuadamente las colmenas, pero ante la falta de inversión no lo han hecho, al necesitar aproximadamente 60 mil pesos por una decena de colmenas, por los utensilios que se requieren como madera, vasos de corcho, cestos, campanas de paja, para intentar recuperar las ahogadas y salvaguardarlas de más aguaceros.
Blanco Cob enfatizó que el mal tiempo causa el derrumbe de las estructuras, que hace que las abejas no escapen por las lluvias y terminan ahogadas.


Expuso que cada vez es más común ver cientos de abejas tiradas en el suelo muertas.
Con más de 30 de experiencia en el cuidado de los insectos, de la familia de antófilos, compartió que después de las precipitaciones pluviales intensas de 2020, las de ahora son las más copiosas que recuerda al devastar varias comunidades de los animales productores del dulce.
Los apicultores y meliponicultores yucatecos pidieron a las autoridades apoyo para salvar a las abejas porque sin ellas no existe vida.
La ayuda también la aceptan en especie para reforzar las colmenas a construir nuevas para evitar que mueran los insectos benéficos.

Artículos Relacionados

Back to top button