Gastronomía
Tendencia

Esta es la fruta amazónica que aumenta el deseo sexual

En el corazón de la selva amazónica, las bayas de açaí se alzan como un tesoro natural con propiedades sorprendentes. Estas pequeñas frutas de color púrpura intenso no solo destacan por su sabor único, sino también por sus numerosos beneficios para la salud. Esta fruta ya posee el estatus de superalimento, un término que denota alimentos con propiedades nutricionales excepcionales.
Las bayas de açaí son conocidas por su sabor terroso y su tamaño pequeño, de aproximadamente 2,5 centímetros de diámetro. Quienes las prueban las describen como una mezcla entre moras y chocolate sin azúcar. Debido a su breve vida útil, estas bayas suelen comercializarse en forma de zumo prensado, polvo, congeladas o deshidratadas, lo que permite disfrutar de sus beneficios en diversas formas y preparaciones, especialmente en lo referido al deseo sexual.

¿Qué beneficios tienen las bayas de açaí?
Según un estudio realizado por la Universidad Federal de Uberlândia, en Minas Gerais, estas frutas son altamente nutritivas, ricas en antioxidantes, grasas saludables y fibra. En términos de su perfil nutricional, 100 gramos de pulpa congelada contienen aproximadamente 70 calorías, 5 gramos de grasa (1,5 gramos de grasa saturada), 4 gramos de carbohidratos y 2 gramos de fibra. Además, sobresalen por su contenido de vitamina A, calcio y antioxidantes conocidos como antocianinas. Las bayas de açaí también contienen pequeñas cantidades de cromo, zinc, hierro, cobre, manganeso, magnesio, potasio y fósforo.
Uno de los beneficios más destacados de las bayas de açaí es su capacidad para prevenir enfermedades y combatir el envejecimiento. Su alta concentración de antioxidantes neutraliza los efectos perjudiciales de los radicales libres en el cuerpo, lo que ayuda a mantener la piel joven y libre de arrugas. De hecho, contienen más antioxidantes que los arándanos, otra superfruta reconocida por sus propiedades antienvejecimiento.


Además, estudios en animales han indicado que el consumo de açaí puede mejorar los niveles de colesterol, reduciendo tanto el colesterol total como el LDL, posiblemente debido a las antocianinas presentes en la fruta. También se ha demostrado que la suplementación con açaí mejora los marcadores de estrés oxidativo, lo que refuerza su papel en la promoción de la salud cardiovascular.
Otro beneficio potencial del açaí es su efecto anticancerígeno. Aunque se necesitan más estudios en humanos, investigaciones en laboratorio y en animales han mostrado resultados prometedores. Experimentos en ratones han demostrado una disminución en la incidencia de cáncer de colon y vejiga con la ingesta de açaí. Además, estudios realizados en la Universidad de Florida han concluido que el extracto de bayas de açaí puede reducir las células cancerígenas.


Las propiedades de estas bayas del Amazonas también podrían proteger el cerebro contra el daño neurodegenerativo relacionado con la edad, combatir la inflamación y la oxidación de las células cerebrales, e incluso mejorar la función de la memoria, como lo demostró un estudio en ratas envejecidas. Su bajo contenido calórico y de azúcares, junto con su alta proporción de agua, hacen del açaí un aliado ideal para dietas destinadas a la pérdida o mantenimiento de peso.
Por último, pero no menos importante, las bayas de açaí son conocidas por sus propiedades afrodisíacas. Las tribus amazónicas las han consumido históricamente para aumentar el deseo sexual, ganándose el apodo de “viagra natural”. Esta reputación ha llevado a investigaciones científicas para explorar su potencial en la mejora de la libido.

Artículos Relacionados

Back to top button